Nuevo algoritmo de Google

qué es y cómo afecta al posicionamiento SEO

Google anunció la puesta en marcha de un nuevo algoritmo llamado Page Experience Algoritm Update.

El nuevo algoritmo de Google está enfocado en la experiencia de los usuarios e introduce a los Core Web Vitals como factores de posicionamiento SEO. 

Core Web Vitals

Más videos sobre SEMrush y SEO en semrush.info

El anuncio de la entrada en escena del nuevo algoritmo de Google afirmaba que este entraría en funcionamiento para mediados de mayo de 2021. Sin embargo, la fecha fue pospuesta para junio de 2021. Pero esta actualización implica que los cambios en las páginas de resultados de búsqueda (SERP) empezarán a notarse apenas a finales de agosto.

La intención de Google es que la actualización del algoritmo se realice de manera gradual y se incorpore al conjunto sin que esto signifique un fuerte impacto. 

Nuevo algoritmo de Google cómo afecta posicionamiento SEO agencia JEZZ Media

Por otra parte, fuentes del gigante Google también informaron que pretenden monitorizar el impacto que la actualización tendrá en el posicionamiento SEO. Esto para contar con una capacidad de reacción que permita realizar cambios en caso que haya problemas con la actualización. 

Lo que se espera en todo caso es que no haya cambios radicales en los posicionamientos de los sitios web. Es decir, la actualización será simplemente un factor más de los que Google toma en cuenta a la hora de realizar el posicionamiento de las páginas. Pero ciertamente todo apunta a que la intención de Google está cada vez más centrada en la experiencia del usuario en el momento de organizar los resultados de las búsquedas y los posicionamientos de las páginas en las mismas.  

Nuevo algoritmo de Google: En qué consiste

El nuevo algoritmo de Google está centrado en los Core Web Vitals como factores de posicionamiento SEO. Se trata de factores que se encuentran enfocados en la experiencia del usuario. Consisten en lo siguiente: 

  • Tiempo de carga: En este factor, la actualización medirá el tiempo de carga de la página web. También medirá la velocidad en la que los distintos elementos visuales se puedan visualizar por los usuarios, una vez que hayan hecho clic. A manera informativa y de acuerdo con la información suministrada por Google, las páginas que tardan menos de 2,5 segundos desde que empiezan a cargar son las que proporcionan mejor experiencia a sus usuarios. Esto significa que las páginas con un Largest Contentful Point (LCP) de menos de 2.5 segundos desde el inicio de la carga son la apropiadas para dar mejores experiencias a los usuarios.   
  • Tiempo de Interacción: Otro de los Core Web Vitals que tomará en cuenta la actualización del algoritmo de Google será el tiempo que toma a los usuarios permitir interacciones con la página. Lo que miden en este caso es la experiencia de uso: el tiempo que pueden tardar los usuarios en realizar búsquedas o hacer clics. Para medir esto, Google se sirve del First Input Delay (FID). Una buena experiencia de uso resulta cuando el tiempo del FID es menor a 100 milisegundos.    
  • Estabilidad visual: La estabilidad visual es otro factor que Google tomará en cuenta con el nuevo algoritmo. Aquí se trata de que las páginas no tengan elementos que se muevan de improviso, con la consecuencia de que los usuarios pulsen en sitios en los que no desean hacerlo. La métrica en este caso es la Cumulative Layout Shift (CLS), que debe ser menor de 0,1 para ser considerada buena. 

GOOGLE IMGENES

Informes actualizados

Con la entrada en funcionamiento de la actualización, los usuarios podrán contar con un nuevo informe en Google Search Console. Dicho informe constará tanto de los Core Web Vitals como de diversos factores relacionados con la experiencia de usuario. 

Por ejemplo, tomará en cuenta la usabilidad móvil, el uso de los protocolos HTTPS y problemas de seguridad. El informe también tiene la experiencia de los usuarios respecto a los Ads. En este último, analiza las formas en las que el sitio web utiliza las técnicas para la promoción. Es decir, mide si los sitios web se sirven de técnicas intrusivas o que distraigan a los usuarios. Con esto se refiere a anuncios que puedan tapar parte de los contenidos o el uso de pop-ups.  

Con el informe, los usuarios podrán medir el rendimiento de una URL concreta, conocer en qué estado se encuentran componentes de la página como imágenes o vídeos. De esta manera, habrá más oportunidades para localizar errores, así como posibilidades de mejorarlos. 

Core Web Vitals en detalle

Google lanzó los Core Web Vitals como una iniciativa para mejorar la experiencia de los usuarios en las páginas web. Si bien no es la primera vez que Google realiza movimientos en este sentido, sí ha afirmado que con su nuevo algoritmo estos factores serán tomados en cuenta con más importancia para el posicionamiento SEO. 

En su momento, Google informó que su intención con las Core Web Vitals podrían medirse problemas específicos relacionados con la experiencia del usuario. Se trata de tres indicadores, en los que cada  uno de ellos aborda un aspecto fundamental para que las páginas web sean rápidas y proporcionen una buena experiencia a sus usuarios. 

Largest Contentful Point – LCP

Con este indicador se mide el momento exacto en el que el elemento de contenido más grande de la página web se carga completamente. Esto sin necesidad de hacer scroll. Hay manera de optimizar esta importante métrica que ya cuenta con una mayor importancia con la actualización. 

First Input Delay – FID

En este caso, se trata de un indicador capaz de medir la capacidad con la que cuenta la página para interactuar de manera veloz. Dicho de otra manera, la responsividad de una página determinada. En concreto, mide el tiempo que transcurre desde que un usuarios realiza una acción hasta que el navegador responda a la misma. Por ejemplo, el tiempo que tarda en reaccionar desde que se hace un clic en un elemento de una página determinada.

Cumulative Layout Shift – CLS

Para saber de qué se trata este indicador, hay que recurrir al concepto de estabilidad visual de una página web. Si alguna vez has navegado en una página donde los elementos van cambiando de lugar mientras van cargando, ya sabrás de qué estamos hablando. Al estar en presencia de una página que tenga ciertas dosis de inestabilidad visual, los usuarios suelen realizar clics en sitios equivocados, precisamente por la manera en la que cargan sus elementos. En consecuencia, cuando hay inestabilidad visual habrá una experiencia de usuario deficiente por decir lo menos. En este caso no se mide el tiempo, sino la manera en la que van cambiando los elementos en la página. La medición añade valores cada vez que se van moviendo los distintos elementos.    

Nuevo algoritmo y posicionamiento SEO

Los cambios son una constante dentro del complicado mundo del posicionamiento SEO. Precisamente el nuevo algoritmo de Google es una muestra de ello. Si bien hay que estar atentos ante los cambios, una realidad es que los cambios apuntan, como comentábamos más arriba, a que la experiencia de los usuarios sea cada vez más satisfactoria. 

Atando cabos, para lograr un buen posicionamiento SEO, es necesario tener buenos y relevantes contenidos que permitan la relevancia y autoridad del sitio. Pero también es cada vez más importante que los usuarios cuenten con una buena experiencia de navegación en el sitio. El enfoque cada vez más está en el usuario y en la manera en la que este percibe e interactúa con una página determinada. 

Precisamente de eso tratan los tres indicadores que Google toma en cuenta para el posicionamiento SEO en el nuevo algoritmo. Mientras las páginas sean más rápidas, cuenten con mayor velocidad de interacción, con un manejo de las ADS menos invasivo y con mayor estabilidad visual, más posibilidades tienen de obtener posiciones más elevadas dentro de los resultados de las búsquedas de los usuarios. 

Asimismo, que los indicadores Core Web Vitals de una página tengan valores adecuados significa que los usuarios se sentirán más cuidados y atendidos y podrán disfrutar de una experiencia de usuarios más satisfactoria.  

Imagen cortesía de https://www.computing.es, todos los derechos reservados.