Google lanza su esperada (y temida) core update de noviembre

todo lo que tienes que saber

La nueva actualización de Google ya tiene un par de semanas vigente: de acuerdo con el anuncio oficial realizado a través de la cuenta Google Search Central, la core update de noviembre comenzó el pasado 17 de noviembre. 

Además, la última core update de Google coincide con la apertura de la última campaña del año. Justo antes del Black Friday, del Cyber Monday y del inicio de la temporada navideña. En cualquier caso, el gigante de los buscadores pretende mejorar con sus actualizaciones los sistemas de rastreo en general. Sin embargo, es importante destacar que en esta oportunidad Google no penalizará a las páginas web que caigan en la indexación tras la actualización. De ser el caso, las páginas serán reevaluadas en comparación con los contenidos publicados desde la última actualización de Google.

¿Qué son las Core update?

Las Core update son actualizaciones del algoritmo de Google. Suelen ser lanzadas varias veces al año, con el objetivo de optimizar los recursos que permiten mejorar las actividades de posicionamiento, análisis e indexación de los sitios web. Es decir, se trata de un proceso que apunta a mejorar la experiencia de los usuarios en la navegación a través del buscador de Google. 

La Core update anterior a la actual llegó en dos partes, que comenzaron el pasado junio y continuaron en julio. Previo a ello, el gigante de los buscadores avisó los cambios por venir con cierto tiempo de anticipación. Esto con la intención de que los sitios webs contaran con avisos que les permitieran ajustar los detalles necesarios y evitar sufrir penalizaciones. 

La Core update lanzada durante el verano tuvo el foco en la mejora de la experiencia general de los usuarios en cuanto a su navegación en los diferentes sitios web. Todo apunta a que el algoritmo de Google prioriza a las páginas con mejor calidad de contenido. Es decir, que al cumplir con los requerimientos del algoritmo, habrá más posibilidades de que las páginas se posicionen en mejores lugares. Por ello es necesario tomar en cuenta todas las actualizaciones si se quiere lograr un buen ranking. 

Seguir las recomendaciones de Google

En cualquier caso, los desarrolladores deben estar muy atentos a las actualizaciones de Google. Esto tanto para evitar las temidas penalizaciones, como para obtener un mejor posicionamiento dentro del buscador. 

La idea es tomar en cuenta las recomendaciones que suele ofrecer Google para mejorar el posicionamiento. La práctica constante en cuanto al posicionamiento SEO indica que las recomendaciones que lanza Google están alineadas con la manera en la que el algoritmo trabaja. A su vez, seguir las recomendaciones es una práctica necesaria para alcanzar las escalas requeridas dentro del ranking del buscador. 

Con las Core update, los desarrolladores pueden tener una estupenda oportunidad para revisar las posibles afectaciones al posicionamiento. Las constantes revisiones al sitio web, conocer al dedillo la usabilidad y otros factores permitirán un mejor posicionamiento.

¿La Core update impacta en tu sitio web?

Otro aprendizaje que suele dejar la experiencia del trabajo de los expertos en SEO es que no existen acciones específicas para ganar o para perder posicionamiento. Es decir, que no hay una fórmula exacta que permita tal cosa. Sin embargo, sí hay ciertas claves que el mismo Google suele ofrecer después de lanzar las actualizaciones. 

De esta manera, puede resultar pertinente tomar en cuenta las recomendaciones de Google, especialmente si se siente algún tipo de efecto negativo en la página web luego de las actualizaciones. Esto es importante, tanto si ha sucedido con las pasadas actualizaciones como con las más recientes. De hecho, puede ser una especie de señal de alerta que permitirá estar al tanto de los posibles cambios del algoritmo y  las medidas a tomar para evitar afectaciones negativas. 

De cualquier manera, lo más importante es estar actualizado y conocer cuáles son aquellas acciones que sí pueden ayudar a mejorar la experiencia de los usuarios. Lo más obvio, pero no siempre tomado en cuenta, es asegurarse de ofrecer un contenido de calidad real. 

Contenidos de calidad suman a la relevancia

Otra de las búsquedas eternas de los especialistas en posicionamiento SEO es la relevancia. Si bien páginas webs hay millones, no todas son consideradas relevantes dentro de las búsquedas de los usuarios. Siguiendo un proceso que a veces toma aires de misterio, el algoritmo lleva dentro de sí un proceso que apunta a la búsqueda de que los usuarios cuenten con una experiencia mejor. 

Aquí es precisamente donde los desarrolladores y expertos en el tema coinciden con Google: lo importante es ofrecer contenido relevante, de calidad, útil y que pueda responder a las solicitudes de cada búsqueda.  

Cabe en este punto hacer una revisión a lo que se ofrece dentro de cada web. Algunos puntos que se pueden tomar en cuenta para asegurarse que el contenido que se ofrece en una web serían los siguientes: 

  • Revisar que la información ofrecida sea correcta y relevante
  • Asegurarse que el contenido esté realizado por alguien con conocimientos reales en el tema
  • Constatar que no existan artículos duplicados o redundantes dentro del mismo sitio
  • Chequear que la seguridad del sitio web sea la indicada para dar confianza a los usuarios. Esto es una clave tanto para que un usuario deje sus datos básicos hasta una tarjeta de crédito
  • Asegurarse que los contenidos estén libres de errores, tanto desde la información ofrecida como aspectos estilísticos u ortográficos

Al dar una respuesta sincera a estas diferentes preguntas, es posible que te des cuenta que las cosas están muy bien en tu sitio web… o muy mal. En cualquier caso, lo que importa es que ofrezcas contenido genuino, de calidad y relevante, siempre relevante. Recuerda que se trata de una de las condiciones que más toma en cuenta Google a la hora de clasificar. Más arriba en el ranking podrán encontrarse las páginas que mayor relevancia logren demostrar a los usuarios.  

Qué quiere Google con sus actualizaciones

Podemos llegar a una suerte de conclusión: las actualizaciones de Google pretenden mostrar el contenido más relevante en las búsquedas de los usuarios. Para ello, se sirven del algoritmo, que evalúa la calidad de los contenidos de las páginas y en base a ello, las ubica en el correspondiente ranking. 

Por eso es que el foco de un desarrollador debe estar puesto en generar sitios de calidad que permitan ofrecer contenidos que no sólo sean aprobados por el algoritmo, sino que también respondan a criterios generales de excelencia. Es decir, contenidos de valor y calidad que respondan a las necesidades del público objetivo. 

La anterior Core update de Google

La Core update anunciada por Google en noviembre representó la tercera de este año. La primera se realizó en junio, seguida de algunas actualizaciones más en julio de este año. Es decir, que la actualización se realizó de una manera atípica y prácticamente en dos tramos. 

El proceso comenzó en junio. En ese momento, la empresa anunció que si bien no estaban listas todas las actualizaciones previstas para su lanzamiento, avanzarían con aquellas que sí lo estaban. De esta manera, comentaron que el proceso seguiría en julio del mismo año, una vez que estuviera listo el resto de las core updates. 

La práctica demostró que Google realizó durante el pasado verano diferentes cambios dentro del algoritmo que representaron una cierta movida para los expertos en posicionamiento SEO. 

Entre ellas, puede calificarse como la más relevante la Page Experience Update. Esta actualización entró en funcionamiento el pasado 15 de junio. Lo más destacado es que los Core Web Vitals comenzaron a ser tomados en cuenta en la clasificación de búsqueda. Es decir, los desarrolladores debían tenerlos como parte esencial dentro de las estrategias del posicionamiento SEO. 

Si bien podría decirse que la intención general de Google es mejorar la experiencia de los usuarios, la realidad es que también las actualizaciones suelen ser temidas por los desarrolladores. Esto por su potencial de alterar la visibilidad y el posicionamiento de ciertos dominios.